368Derechos HumanosLiberación - Órgano de Prensa

Entrevista a Moira Millán

Joan Prim-¿Podrías explicar en que consiste el buen vivir?

Moira Millán- El buen vivir es la recuperación de la reciprocidad entre los pueblos y la humanidad para con la naturaleza; recuperar y restablecer la armonía.

El buen vivir pensado desde esa lógica transformaría la matriz civilizatoria del planeta y desde la actual situación de los pueblos deberían pensarse políticas que vayan como por ejemplo planteando la reconversión económica, una transformación gradual sobre la matriz energética y modos de urbanización distintos. Las grandes urbes están generando un colapso ambiental justamente en estos momentos de crisis planetarias y pandemia: desandar esta matriz civilizatoria, derrocar al capitalismo que no hace más que entregar muerte y ver cómo construimos realmente una alternativa por el buen vivir como derecho.

Foto Margarita Sole

J.P-¿ Con respecto al campamento climático, que nos podes decir?

M.M- El campamento climático contó con la participación de muchas organizaciones distintas de distintas partes del mundo. Fundamentalmente lo que se hizo ahí, a través de los testimonios en concepto de terricidio, como entendemos el terricidio y una vez definido lo que es el mismo, que por supuesto es un concepto que el movimiento de mujeres indígenas esta instalando no solamente en Argentina sino a nivel mundial y de a poco, es un concepto en formación, ver como se pueden ir desactivando todos dispositivos letales que los terricidas van generando en el mundo. Digo, estamos en cuarentena sin embargo las empresas extractivistas, forestales están desbastando el Chaco salteño, las empresas petroleras y mineras continúan arrasando los territorios. En el día de hoy me enteré que tras un sonido extraño en la localidad de Bermejito, Provincia de Formosa aparecieron centenares de pájaros muertos entonces esto demuestra que los terricidas no están en cuarentena.

J.P -¿ Qué hay del Movimiento de Pueblos contra el Terricidio?

M.M -El campamento permitió también generar no solamente un consenso sobre este concepto si no también el nacimiento del Movimiento del Pueblo contra el terricidio y de ahí construirlo y fortalecerlo. Los primeros trazos de la agenda que piensa llevar adelante el Movimiento del Pueblos contra el terricidio es la decisión de apoyar la lucha contra el chineo, la campaña por la abolición del chineo, una práctica aberrante de violación a niñas de 10 a 12 años por parte de criollos con poder en diferentes comunidades y localidades del país fundamentalmente en el norte.

J.P -¿ Nos hablas de Espiritualidad y Religión?

M.M- La espiritualidad es fundamental en los pueblos Indígenas. Vemos cómo hay religiones opresoras que vienen a las comunidades a hacer extractivismo espiritual para poder más tarde reemplazarla con el pensamiento judeo cristiano, como estas religiones están siendo manipuladas por el poder de derecha fascista de Latinoamérica, Indoamérica. Y esas religiones las tenemos en nuestras comunidades atentando contra nuestro pensamiento, contra nuestra filosofía nuestra espiritualidad y las espiritualidades clandestinas que son las espiritualidades de los pueblos Indígenas que estamos reducidos a esa clandestinidad desde hace siglos porque los estados nación niegan nuestro derecho a la espiritualidad, niegan nuestros espacios sagrados. Muy por el contrario nos persiguen, atentan contra esas prácticas milenarias que tenemos.

Y esa espiritualidad justamente lo que propone es recomponer el vínculo con la tierra, y decimos que no es sagrada la propiedad, la desconocemos, nosotros creemos que lo sagrado es la vida, el vinculo con la tierra para garantizar esa vida.

J.P- ¿ Cómo ves la relación entre los partidos de izquierda, entre ellos el Partido de la Liberación y el Indigenismo ?

M.M- Los partidos de izquierda tienen que reconocer la plurinacionalidad de los territorios, tienen que reconocer que los pueblos indígenas tiene derecho a la autodeterminación, tiene que reconocer que hay una deuda histórica, política, económica, cultural, social sobre las naciones indígenas que conforman en los territorios que ha invadido este estado. Tenemos que hablar de una libertad que no hay. Si dentro de las demandas de los partidos de izquierda, dentro de los sueños emancipatorios, revolucionarios de los partidos de izquierda, entran los sueños de todos los pueblos indígenas por su verdadera liberación, entonces ahí sí vamos a caminar juntos.

J.P- Comparto plenamente esa concreción. Gracias, Moira.

M.M- Gracias a vos Joan.

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.