368Derechos HumanosLiberación - Órgano de Prensa

Maldita Policía

Diego Fabián Ledesma fue detenido el 15 de Abril de forma violenta e irregular en su domicilio del Barrio Pech de Tortuguitas, Malvinas Argentinas. Irrumpieron en su domicilio sin orden de allanamiento en un operativo combinado de personal policial perteneciente a la comisaría 4ta de Tortuguitas y personal civil que no se identificó. Posteriormente a la irrupción violenta y sorpresiva en su hogar Diego, un amigo, la esposa y su hijita fueron hostigados de forma severa y denigrante por el personal policial. Reporteamos a su hermana quien dio los detalles del operativo.

Consultando a vecinos del barrio la postura es unánime en cuanto a la inocencia del muchacho, quien es respetado y querido en el barrio como un hombre de bien dedicado a su familia. Es acusado de vender droga en el barrio, nada menos. El cultivo es combatido salvajemente por el Estado de la Burguesía, sin embargo los grandes narcotraficantes residen en barrios privados protegidos sin que nadie los toque debido a su pertenencia de clase y al negocio millonario que les reditúa el narcotráfico a sus arcas millonarias. En ese entramado nefasto de complicidad la policía cumple el rol de custodiar el barrio y permitir la venta a aquellos que les dan un ingreso económico garantizado. Todo esto está agravado por un cuadro represivo acentuado por la actual cuarentena que deja las manos libres a las fuerzas de seguridad y represión. Se desplazan con impunidad en los barrios persiguiendo y maltratando a los trabajadores y desocupados que intentan sobrevivir en un contexto severo de pobreza y marginación. El Estado apenas aplica políticas paliativas e insuficientes para los sectores más castigados, pero otorgando amplios y jugosos beneficios para el poder económico monopólico que utiliza todas las artimañas propias de su clase para despedir y suspender trabajadores con total impunidad y descaro.

Historias como las de Diego de atropello e injusticia propia del sistema abundan en nuestros barrios.

Tuvimos la oportunidad de entrevistar a Valeria, la hermana de Diego;

-Contanos qué pasó el 15 de abril

-Ese día mi hermano estaba en su casa con su familia y un amigo, de repente apareció un coche de civil y entraron rompiendo todo en la casa, lo golpearon a él y a su amigo. A mi cuñada y mi sobrinita de dos años las pusieron en el piso durante una hora. Después de golpear un montón a mi hermano y a su amigo se los llevaron a la comisaría 4ta y le inventaron una causa por venta de estupefacientes, cuando en realidad eso es mentira porque él sólo cultivaba para consumo personal. Los tipos que entraron no dejaron que nadie filme el procedimiento y después llamaron a un patrullero.

Desde el 15 de abril Diego estuvo preso en la comisaría 4ta hasta ayer 04 de mayo que fue trasladado a la comisaría 2da de Polvorines por el reclamo de algunas organizaciones y los vecinos del barrio. Justo ayer íbamos a realizar una marcha desde el centro de Tortuguitas hasta la comisaría 4ta, cuándo casualmente lo trasladaron.

-¿Cómo es tu hermano?

Mi hermano es un muchacho muy querido en el barrio, todos lo quieren y respetan porque construyo una familia y aprendió el oficio de gasista, de eso vive. Tiene una hija chiquita que llora y lo extraña mucho. Mi hermano no es un delincuente, es un laburante, es gasista y labura de lunes a viernes para mantener a su familia. En el barrio muchos se sacaron fotos con el cartel defendiéndolo y pidiendo su liberación. Juntaron firmas y se iban a movilizar por su libertad

-¿De qué manera podemos ayudarlos?

-Lo primero es dar a conocer lo que está pasando y participando en lo posible del reclamo por su libertad, luchando para que Diego sea liberado y no le vuelvan a pasar estas cosas a personas humildes que solo son laburantes.

TONY

Etiquetas
Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.